external image 2playas.jpg
Nombre del elemento : Yodo

Numero Atomico: 53

Simbolo: I

Valencia: +1,-1,3,5,7

Estado de Oxidacion: -1

Masa Atomica (g/m) : 126,904

Descubridor: Bernard Courtois en 1811


Quimica del yodo.


Como la de los otros halogenos, se ve dominada por la facilidad con la que el átomo adquiere un electrón para formar el ion yoduro, I-, o un solo enlace covalente –I, y por la formación, con elementos más electronegativos, de compuestos en que el estado de oxidación formal del yodo es +1, +3, +5 o +7.

Efectos en el Organismo.



El yodo es esencial para el funcionamiento correcto del tiroides, que a su vez es esencial para la buena salud. Una deficiencia de yodo durante el embarazo y la infancia temprana puede resultar en cretinismo (un retraso mental irremediable y deterioro severo de las facultades motoras).

El yodo se añade a casi cualquier sal. Es un ingrediente del pan, los peces marinos y las plantas oceánicas. El yodo está presente de forma natural en los océanos y algunos peces marinos y plantas acuáticas lo almacenan en sus tejidos.

Muchas medicinas y limpiadores para heridas de la piel contienen yodo. También es un ingrediente de las tabletas purificadoras de agua que se usan para preparar agua potable.

El yodo es un material de construcción de las hormonas tiroideas que son esenciales para el crecimiento, el sistema nervioso y el metabolismo. Las personas que comen muy poco o nada de pan pueden experimentar carencia de yodo. Entonces la función de la glándula tiroides disminuirá y la glándula tiroides empezará a hincharse. Este fenómeno se llama estruma. Ahora esta afección es rara, ya que la sal de mesa lleva una pequeña dosis de yodo. Grandes cantidades de yodo pueden ser peligrosas porque la glándula tiroides trabajaría demasiado. Esto afecta al cuerpo entero; provoca taquicardias y pérdida de peso.



external image w0073s0m.jpg
external image w0073s0m.jpg
external image kwashiorkor.jpg
external image kwashiorkor.jpg







external image sleepingpregnantwoman.jpg
external image sleepingpregnantwoman.jpg



EFECTOS



En cuanto a los adultos, una ingestión baja (o muy alta) de yodo puede causar hipotiroidismo. éste puede manifestarse como bajos niveles de energía, con la piel seca o amarillenta, el entumecimiento de las extremidades, el aumento de peso, la falta de memoria, los cambios de personalidad, la depresión, la anemia, y la menstruación prolongada y dolorosa en mujeres.


La carencia de yodo es responsable no sólo de la extensión del bocio y del cretinismo endémicos, sino también del retraso en el crecimiento físico y en el desarrollo intelectual, y de una variedad de otras condiciones. Estas condiciones que se denominan ahora en conjunto como trastornos por carencia de yodo (TCY), son muy importantes debido a que:



  • alrededor de una cuarta parte de la población del mundo consume cantidades insuficientes de yodo;
  • sus consecuencias tienen un importante impacto en la persona y en la sociedad;
  • de las cuatro principales enfermedades por carencia nutricional, los TCY son los más fáciles de controlar.

En efecto, como escribió H. R. Labouisse en 1978, cuando era Director Ejecutivo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), «la carencia de yodo es tan fácil de evitar que es un crimen permitir que un solo niño nazca con incapacidad mental por este motivo» (cita de Hetzel, 1989). Sin embargo, este crimen persiste.

CAUSAS


La causa más importante del bocio endémico y el cretinismo es la carencia dietética de yodo. Los niveles de yodo en el suelo varían de un lugar a otro y esto determina la cantidad de yodo presente en los alimentos que se cultivan en diferentes lugares y en el agua. El suelo filtra el yodo que fluye a las quebradas y ríos y terminan por lo general en el océano. Muchas áreas donde el bocio endémico es o ha sido predominante, son mesetas o áreas de montaña o tierras planas lejos del mar. Estas áreas incluyen zonas de los Alpes, los Himalayas y las Montañas Rocosas; pequeñas cordilleras o regiones altas en países como China, la República Unida de Tanzanía, Nueva Zelandia, Papua Nueva Guinea y países de África Central; y ciertas planicies en Estados Unidos, Asia Central y Australia.

Áreas del mundo donde predomina la carencia de yodo
external image w0073s06.gif
external image w0073s06.gif


EFECTOS EN LA DEFICIENCIA




Deficiencia mental en un niño de madre con bocio
external image w0073s0q.jpg
external image w0073s0q.jpg
Niño cretino de África
external image w0073s0p.jpg
external image w0073s0p.jpg
Niños con bocio en las montañas de Ukinga en Tanzania
external image w0073s0l.jpg
external image w0073s0l.jpg



Efectos toxicos por sobredosis.





El yodo elemental, I2, es tóxico, y su vapor irrita los ojos y los pulmones. La concentración máxima permitida en aire cuando se trabaja con yodo es de solamente 1 mg/m3. Todos los yoduros son tóxicos tomados en exceso.

El yodo 131 es uno de los radionucleidos involucrados en las pruebas nucleares atmosféricas, que comenzaron en 1945, con una prueba americana, y terminaron en 1980 con una prueba china. Se encuentra entre los radionucleidos de larga vida que han producido y continuarán produciendo aumento del riesgo de cáncer durante décadas y los siglos venideros. El iodo 131 aumenta el riesgo de cáncer y posiblemente otras enfermedades del tiroides y aquellas causadas por deficiencias hormonales tiroideas.

Efectos toxicos en el cuerpo humano.



El yodo 131 es extremadamente volátil, por lo que, frente al plutonio, puede alcanzar, en forma de gas o de aerosol, a poblaciones muy alejadas de la central emisora. En pequeñas dosis, apenas cuantificables, ya ha sido detectado incluso en Francia [y en Espana, Italia, Reino Unido ... y hasta en Nueva York]. Su actividad radiactiva de divide por dos cada siete días y a los 2 meses de su emisión ya ha desaparecido. El yodo afecta específicamente a un órgano, el tiroides, y a una población, los niños. La ingesta de Yoduro de Potacio evitará la fijación del yodo 131 en la glándula tiroidea.




external image yodo%2B131%2Bchern.jpg
external image yodo%2B131%2Bchern.jpg

Fuentes naturales del yodo.



La sal yodada, la sal marina sin refinar, el pescado, el marisco, el ajo, la cebolla, las setas, los rábanos y especialmente las algas marinas son los alimentos más ricos en Yodo. Muchos alimentos lácteos son ricos en Yodo debido a que es un aditivo que se les añade como antiséptico.

Hay alimentos que, en gran cantidad y consumidos a diario, pueden, en algunos casos, dificultar la absorción de Yodo como son: las legumbres, el repollo, los nabos, la mostaza, las nueces, la yuca y las coles, entre otros.

  • SAL YODADA


external image images?q=tbn:ANd9GcT92IMj3V4ZIR7QIOzfGCobRCicmpF99YwK32ka9PzC6yJJGcn5
external image images?q=tbn:ANd9GcT92IMj3V4ZIR7QIOzfGCobRCicmpF99YwK32ka9PzC6yJJGcn5


  • LOS MARISCOS



external image images?q=tbn:ANd9GcRnqPMiNdEQvrwg51TYI3e41muyRp72YGwYlHdSuq15upvhUjSKMQ
external image images?q=tbn:ANd9GcRnqPMiNdEQvrwg51TYI3e41muyRp72YGwYlHdSuq15upvhUjSKMQ

  • EL AJO LA CEBOLLA ETC



external image images?q=tbn:ANd9GcQj4FxBrF4dG2e0qgS-b9eCnt8bqNO_yOaQbRRbU4-3BRYTyQZEzA
external image images?q=tbn:ANd9GcQj4FxBrF4dG2e0qgS-b9eCnt8bqNO_yOaQbRRbU4-3BRYTyQZEzA



  • Efectos ambientales del Yodo




external image images?q=tbn:ANd9GcRdu3pEnyOyqbKSId1Ru3ryr3ydf4IeCaX39EJDeV1KRTH9EsQBbJVMrhM
external image images?q=tbn:ANd9GcRdu3pEnyOyqbKSId1Ru3ryr3ydf4IeCaX39EJDeV1KRTH9EsQBbJVMrhM
external image images?q=tbn:ANd9GcS32b1nSG5-3AcnCtIRtk0kkGWreoZfpM7uDgvM-o3DW1HZIVGy1Q
external image images?q=tbn:ANd9GcS32b1nSG5-3AcnCtIRtk0kkGWreoZfpM7uDgvM-o3DW1HZIVGy1Q
external image images?q=tbn:ANd9GcRruU0ngpWXjWiN4x4Sj0gPB7FUMgHKnW0IbaxFnNNgp8pdVY67
external image images?q=tbn:ANd9GcRruU0ngpWXjWiN4x4Sj0gPB7FUMgHKnW0IbaxFnNNgp8pdVY67




El yodo puede encontrarse en el aire, el agua y el suelo de forma natural. Las fuentes más importantes de yodo natural son los océanos. El yodo en el aire se puede combinar con partículas de agua y precipitar en el agua o los suelos. El yodo en los suelos se combina con materia orgánica y permanece en el mismo sitio por mucho tiempo. Las plantas que crecen en estos suelos pueden absorber yodo. EL ganado y otros animales absorberán yodo cuando coman esas plantas.

El yodo en las aguas superficiales se evaporará y volverá a entrar en el aire. Los humanos también añadimos yodo al aire, al quemar carbón o fuel para producir energía. Pero la cantidad de yodo que entra en el aire debido a la actividad humana es bastante pequeña comparada a la cantidad que se evapora de los océanos.

El yodo puede ser radioactivo. Los isótopos radioactivos se forman de manera natural durante reacciones químicas en la atmósfera. La mayoría de los isótopos radioactivos del yodo tienen unas vidas medias muy cortas y se transformarán rápidamente en compuestos estables de yodo. Sin embargo, hay una forma radioactiva del yodo que tiene una vida media de millones de años y que es seriamente perjudicial para el medio ambiente. Este isótopo entra en el aire desde las plantas de energía nuclear, donde se forma durante el procesamiento del uranio y el plutonio. Los accidentes en las plantas nucleares han provocado la emisión de grandes cantidades de yodo radioactivo al aire.

  • TABLA DE INFORMACION NUTRICIONAL EN QUE SE ENCUENTRA EL YODO.

Contenido de yodo (expresado en miligramos) en 100 gr de diversos alimentos

mg

mg
Anguila
600
Acedera
7
Sardina
350
Lechuga
7
Merluza
200
Pan completo
7
Bogavante
180
Pimientos
7
Ostras
130
Chufas
7
Arenques
100
Higados
6
Habas
100
Agua de mar
5
Ajos
94
Patatas
5
Langostinos
90
Centeno
5
Leche de vaca
90
Avena
4
Sojas
65
Carnes
4
Leche de mujer
50
Arroz
3
Cangrejos
43
Trigo
3
Salmón
43
Repollo
2
Mejillones
35
Espinacas
2
Ananás
30
Pan blanco
2
Guisantes
22
Cerezas
2
Habichuelas
20
Ciruelas
2
Bacalao
20
Peras
2
Moras
20
Manzanas
2
Setas
18
Avellanas
2
Mantequilla
18
Pepinillos
2
Plátanos
16
Pepinos
1
Rábanos
16
Maíz
1
Huevos
15
Mijo
1
Grosellas
15
Cebada
1
Tomates
13
Lentejas
1
Uvas
11
Limón
1
Pescadilla
10
Naranja
1
Ciruelas pasas
10
Castañas
1
Fresas
8
Espárragos
1
Zanahorias
7
YODOFORO EN LAS PLANTAS.



external image como-es-grave-radiaccion-nuclear-sobre-el-mar-L-mkWsdV.jpeg
external image images?q=tbn:ANd9GcSaIWugN4Eh7_PFzKq2TShBZKGI8Qv-jSGRHyQPg90IAzFFq9nF_g

A casi 2 siglos de su descubrimiento el elemento yodo todavía no deja de dar sorpresas; este elemento fue descubierto por el año de 1811 por el francés Bernard Courtois en las algas marinas conocidas como “kelp”. Su primera aplicación fue en la forma de tinturas de yodo con objetivos antisépticos, se reporta su uso por cirujanos franceses en el año de 1839 y también fue utilizado para curar heridas durante la guerra civil de los Estados Unidos. Es hasta fines del siglo XIX que se observa ó sospecha su relación con el problema de bocio en humanos. No es hasta las dos primeras décadas del siglo XX que se establece su participación en definitiva en el metabolismo humano y se establece como esencial para la nutrición animal. Los estudios sobre la posible participación del yodo en plantas se realizan por un lapso de tiempo cercano a tres décadas , esto es durante los años 20s y 30s del siglo XX, y lo ubican como no esencial para plantas e inclusive con riesgos de ser fitotóxico en aquellos casos de manejo de dosis relativamente altas.

El manejo ó uso del yodo en el área germicida se ve beneficiado enormemente con la llegada de los yodoforos, en ese momento se cubren muchas de las deficiencias que se tiene con las tinturas de yodo, principalmente en el uso como antiséptico para desinfectar heridas en animales y humanos. Los avances más recientes se dan en las últimas dos décadas del siglo XX en donde ya se ubica al elemento en toda una serie de funciones metabólicas vitales en humanos, se sabe que es indispensable en el desarrollo psíquico y mental, que influencia la fecundidad, que vía tiroides establece un sistema de protección en caso hambruna, que tiene que ver con la brotación de pelo, mejora el desarrollo del sistema osteomuscular e inclusive que tiene que ver con el control del ritmo cardiaco etc., De aquí que empieza a incorporarse el yodo de lleno en los programas de nutrición animal y en los medicamentos de tipo natural (además de la sal de cocina) como un complemento en la dieta de humanos ( pastillas ó cápsulas a base de algas marinas).
Pero uno de los descubrimientos más importantes donde se incorpora el elemento yodo a la agricultura se hace en a finales de la década de los 80s, este descubrimiento lo hace el Ing. Mario Flores Rivera en su laboratorio en El Salvador, C.A.; él encuentra que el yodo puede ser muy manejable en plantas si se respetan ciertas formas moleculares (compuestos yodados específicos), ciertas dosis y frecuencia de aplicaciones a los cultivos. Con este descubrimiento se viene abajo mucho de lo escrito (por casi un siglo) acerca del elemento y nace una nueva alternativa para modificar la productividad del campo, esto gracias a poder contar con una herramienta nueva que modifica la síntesis de clorofila (pigmento responsable de capturar la energía solar) y con ello la posibilidad de poder cambiar positivamente el proceso de fotosíntesis de las plantas; vale la pena recordar que gracias a la función de fotosíntesis se puede disponer de alimento y con ello sustentarse la vida del planeta en todas sus formas conocidas. El descubrimiento del Ing. Mario Flores es un yodoforo que goza de una patente por parte de la Comunidad Europea y Estados Unidos, su nombre comercial es Q-2000.




NOTA: Aunque el yodo es uno de los elementos menos abundanes en le mundo es uno de los mas importante en el ambiente y en el cuerpo de un mamifero, puede ocasionar danos gravisimo como los ya antes mencionados.
por la falta de yodo nuestro hijos, nietos. etc. pueden nacer con deformidades, que tal los ninos de africa es un cuadro realmente lamentable.
Por ende al yodo lo podemos encontra en cuanquier parte ya sea en le mar o en las verduras pero no nos damos cuanta y por eso es lo que bien las enfermedades.
GRACIAS.



PAGINAS DE CONSULTA

http://www.webelements.com/webelements/elements/text/periodic-table/key.html
http://www.lenntech.es/referencias_tabla-_periodica.htm
http://www.nutricion.us/dietas/dieta/fuentes-naturales-de-yodo-2/
http://fulastrong.blogspot.com/2011/03/cesio-yodo-plutonio-nuevos-conocidos.html